fbpx

El grupo de empresarios locales realizó una actividad de cierre y balance del 2021. Para el año que viene se proponen, entre otros desafíos, mejorar la presencia de las pymes locales en rondas de negocios y eventos de vinculación empresaria.

 

 
El impasse que generó la pandemia en la actividad económica y social le permitió capacitarse a un grupo de empresarios interesados en profesionalizar la gestión del Clúster Vaca Muerta y generar las bases para la evolución de este espacio empresarial. Esto significó, sin dudas, un proceso de apropiación del espacio por parte de los empresarios pyme.

Durante el encuentro, del cual participaron 45 empresarios y empresarias locales, se comentó el camino recorrido desde las primeras misiones empresarias a Houston, que fomentaron la camaradería, pasando por la conformación del espacio en 2018 y ahora una etapa de capacitación y profesionalización en la gestión del Clúster.

En este último período, 26 empresarios participaron de un programa de Formación y Desarrollo específico para Clústeres. La propuesta fue generada por el Centro PyME-ADENEU, organismo dependiente del Ministerio de Producción e Industria, y contó con el acompañamiento del Programa Pymes de Pan American Energy. Los contenidos estuvieron a cargo de la Escuela de Negocios de IDEA.

Oscar Erretegui de la firma Geocontrol SRL y Federico García de G&G Servicios SRL fueron los dos empresarios a cargo de presentar las definiciones del Clúster. “Durante la pandemia hemos tratado de entender cómo organizar un Clúster y eso lo hemos logrado con la ayuda de PAE, de Centro PyME-ADENEU y de IDEA. En septiembre de 2020 iniciamos el programa con 26 empresas que estábamos en el proyecto inicial del Clúster”.

El proceso de formación se desarrolló a lo largo de 4 meses y de 44 horas de capacitación. «Todos teníamos ganas de hacer cosas, pero no sabíamos cómo y para dónde ir”, explicaron los empresarios.

Se definió que la Comisión directiva estará integrada por 7 personas, de las cuales 5 serán integrantes del sector pyme local. Además de la representación del estado neuquino y de las empresas operadoras, los empresarios aclararon que el Clúster busca “también integrar a las entidades que no son empresas pero que son fundamentales, como el INTI, las universidades y las cámaras empresarias”.

Darío Belisle, dueño de IBC Company, precisó: “Este año se armó la comisión de transición con un grupo de empresas que queremos impulsar el espacio. Luego se armará una comisión electa, se seleccionará un clúster manager, una estructura y un sistema de gobernanza. Una profesionalización de un espacio para defender Vaca Muerta como desarrollo energético”.

La actividad contó con la participación de Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria y presidente del Centro PyME-ADENEU, Alejandro Monteiro, ministro de Energía y Recursos Naturales y Nicolás Fernández Arroyo, líder de Relaciones Institucionales de Pan American Energy.

También estuvieron presentes Daniel González, presidente de ACIPAN, Edgardo Phiellipp, secretario de la Federación de Cámaras de Energía de Neuquén (FECENE) y Fernando Barril, subgerente Operativo Regional Patagonia del INTI.

Apoyo del estado provincial

El Clúster Vaca Muerta fue generado en 2018 con el apoyo del gobierno provincial, con el objetivo de trabajar la asociatividad entre las empresas locales. López Raggi participó de la apertura del evento y destacó la labor de “este grupo de empresarios que tomó la decisión de emprender una línea de trabajo diferente. Hemos tratado de apuntalar en todo lo que podemos, y en ese sentido, agradecer a PAE por todo el trabajo hecho”.

Señaló que “nosotros venimos trabajando desde el Centro PyME y desde el ministerio de Producción e Industria con la idea clara de trabajar de forma conjunta entre el sector público y privado, y desde el Estado, generar las condiciones para que los privados puedan invertir y generar empleo”.

Recordó que “los primeros viajes que hicimos a Houston y a Canadá no era para ir a vender nada, sino para ver, estar atentos y ha servido para que las empresas locales hagan esa curva de experiencia de forma más rápida”.

Por su parte, Monteiro consideró que “son fundamentales este tipo de ámbitos donde se puede trabajar de forma asociativa para que la actividad se desarrolle de la mejor manera”. Durante su alocución recordó una serie de hitos que conformaron el proceso de más de una década, que permitió el desarrollo de la actividad hidrocarburífera no convencional en la provincia. El indicador que demuestra la reducción de los costos de producción y las mejoras en productividad y competitividad son las 42 concesiones que la provincia ha otorgado hasta el momento.

Monteiro instó al grupo de empresarios a que “sigan poniendo la energía para generar las condiciones de asociatividad, de generación de valor, de inventiva, sumando más empresas de la región”.