fbpx

El monto total aprobado estuvo cerca de completar el cupo de 1.000 millones de pesos dispuestos por el gobierno provincial, con el objetivo de alentar las inversiones por parte de empresas neuquinas y no neuquinas. La iniciativa tendrá continuidad durante este año.

 


En su primer año de implementación, el Programa de Reactivación Productiva y Turística brindó alivio fiscal a 428 empresas que realizaron inversiones en la provincia durante 2021. El beneficio alcanzó los 945 millones de pesos en cupones de crédito fiscal que permitirán a las pymes cancelar impuestos provinciales, hasta 2026.

La herramienta permitió que las firmas descuenten hasta el 20 por ciento de las inversiones realizadas en la provincia durante el año pasado.

El Centro PyME-ADENEU, dependiente del ministerio de Producción e Industria, es la autoridad de aplicación de la herramienta. El organismo informó que las empresas que accedieron al programa realizaron inversiones por 8.364 millones de pesos.

Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria y presidente del Centro PyME-ADENEU, valoró que “es un monto de inversión muy importante, sobre todo para un año como el 2021 donde la pandemia continuó afectando. Este programa se comenzó a ejecutar a partir julio del año pasado, y el objetivo planteado por el gobernador para la elaboración y aplicación de esta política pública tuvo que ver con acompañar a las empresas que, aún en pandemia, sostuvieron su actividad económica y el empleo».

El 96 por ciento de las empresas que accedieron al beneficio son neuquinas, mientras que el 97 por ciento pertenecen al segmento PyME. Las mismas se encuentran radicadas en 19 localidades de la provincia y se dedican a actividades económicas relacionadas a servicios, industria, turismo, agro, comercio y construcción.

Con el objetivo de impulsar la actividad económica y la generación de empleo, para el presente año se dispusieron otros 1.000 millones de pesos como cupo para el crédito fiscal, y se trabaja en algunos aspectos del programa que permitan mejorar el alcance de la herramienta en todo el territorio provincial y en la diversidad de actividades y sectores económicos.

López Raggi explicó que “en 2022 vamos a continuar con este programa en su esencia, y vamos a ir ajustando algunos temas específicos para tener una mejor eficacia en lo que estamos proponiendo que es el incentivo a las inversiones”.

Aclaró que “vamos a reducir un poco los porcentajes a tomar de cada factura y los vamos a ponderar en actividades, principalmente aquellas turísticas, agroindustriales y de infotecnología para que puedan usufructuar el tope del beneficio, del 20 por ciento. También vamos a ponderar aquellas inversiones que se realizan en el interior de la provincia y aquellas que se realizan por parte de empresas que son lideradas por mujeres o que tienen un porcentaje de empleo de mujeres relevante, respecto del total”.

Dentro de la nueva ponderación a aplicar a través de la herramienta, “también vamos a dar un beneficio pleno a inversiones en energías renovables y en informática, para dar continuidad y fortalecer a las empresas que quieran avanzar en esas líneas que nos parecen muy relevantes”, concluyó López Raggi.